Como ganar un concurso de guiones cinematográficos en 7 pasos

Un concurso de guiones cinematográficos se parece a la lotería.

Puede ser que tengas un guion literario increíble, con personajes complejos y una trama emocionante, pero aun así vas a depender del azar.

Puede ser que el jurado de ese año esté buscando una historia íntima y profunda justo cuando tú te pasaste un año perfeccionando ese thriller de acción que podría ser el siguiente éxito de taquilla.

Y no habría problema si la entrada para participar en estos concursos fuera gratis. Pero la mayoría de estos concursos de guiones cinematográficos cuestan de $40 a $90 dólares por ticket de participación.

Eso quiere decir que necesitas unos mil dólares por año solo para participar en concursos de guiones.

Y lo peor es que cada año que pasa las probabilidades en tu contra aumentan.

Uno de los concursos de guiones más lucrativos de guion tuvo cerca de 4000 participantes en el 2016. En el 2020 fueron 6500 y se esperan que para el 2021 ese número crezca a 8000.

De esos 8000 guionistas solo 31 ganarán algún tipo de premio.

Y no todos los que ganan un premio monetario tienen garantizada la producción de su película.

Aunque un poco de dinero por todo el esfuerzo sería mejor quedarse sin nada.

En el mundo hispano tu mejor opción es participar en un concurso de guiones cinematográficos que año tras año organiza la plataforma Filmarket hub.

filmarket hub, unlugar para concurso de guiones cinematográficos

Estos concursos de guion por lo general solo tienen 3 ganadores. Eso reduce aún más tus posibilidades.

Es por todo esto que en lugar de apostar en un costoso juego de azar, debes pensar muy bien como aumentar las probabilidades de que tu guion pueda llevarte a hacer dinero y a trabajar en la industria.

A continuación te presento algunos secretos para transformar esos $40 de inscripción en una inversión que puede resultar en la mejor que hayas hecho en tu vida:

Para ganar un concurso de guiones cinematográficos, debes tener una buena historia:

Ya sé que esto puede sonar obvio, pero ninguno de los siguientes puntos tendría sentido si no haces bien tu trabajo.

Si vas a gastar dinero en pagar la entrada a un concurso, al menos ten la responsabilidad de asegurarte de que tu guion tiene una historia sólida, una presentación impecable y un formato correcto.

Las primeras diez páginas son las que pueden cerrar el trato.

Muchos jurados de estos concursos han confesado que leen sólo las primeras diez páginas de los guiones, porque es todo lo que necesitan para saber si el guionista sabe hacer su trabajo.

En la primera página debes tener un evento significativo que impulse al jurado a seguir leyendo las otras nueve.

Y en la página diez debes crear la suficiente curiosidad como para que tu guion pase de la pila de los desechados, a la pila de los guiones que serán leídos por otros miembros del jurado.

Para que entiendas la importancia de estas primeras diez páginas debes pensar como un jurado de estos concursos de guiones cinematográficos.

Imagínate que llegas al primer día de trabajo, te sientas en la mesa y llega un asistente con una pila de 2000 guiones de 120 hojas cada uno.

Eso es 240,000 hojas encima de tu escritorio.

A menos que quieras pasarte los siguientes cinco años leyendo guiones de extraños, vas a hacer todo lo posible por reducir esa pila de hojas.

La mejor forma es si solo lees un par de páginas.

Si ves que no cumple las expectativas, ¿para qué seguir leyendo las otras ciento diez páginas?

Además en muchos de estos concursos de guiones de cine primero contratan a lectores normales, como yo, para que hagan un primer filtrado de esos guiones.

Así que tu guion ni siquiera será expuesto al jurado oficial si no pasas por un lector anónimo y que posiblemente odia su trabajo.

Por eso debes dar tu vida en hacer que esas primeras diez páginas sean perfectas.

Aunque no lo creas eso aumentará tus posibilidades. Si antes eran 1 en 6000 ahora será 1 en 100, ese número es mucho más fácil de vencer.

La trama de tu guion debe ser original pero coherente.

Para definir si tu trama es sólida hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Los eventos de la historia contienen conflicto, lógica y fluidez?
  • ¿Son los desarrollos orgánicos, pero a la vez sorprendentes?
  • ¿Tienes la sensación de que un evento conduce a otro naturalmente?

Si las respuestas a esas preguntas son afirmativas, entonces vas por buen camino.

No respondas estas preguntas tú mismo, es muy posible que tu ego se interponga y eso te lleve a dar respuestas incorrectas.

Si tienes la autoestima muy alta vas a responder que sí, incluso si tu guion tiene fallas.

Y si eres de los guionistas pesimistas e introvertidos, vas a responder que no, a pesar de que tal vez tengas un buen guion en tus manos.

Por eso lo mejor es que entregues el guion a 5 personas distintas.

Cuando terminen de leer, hazles las preguntas citadas arriba.

Si todas estas personas responden que sí a esas preguntas, es posible que tengas un buen guion.

Fíjate en la manera en la que responden a esas preguntas, a veces sus gestos van a decir más que sus palabras.

El único problema que vas a tener con personas conocidas, es que por lo general, van a tender a ser amables. Les va a dar temor de decirte que no les gustó tu guion literario.

O peor aún, tal vez ni siquiera se dieron el tiempo de leerlo y solo te dicen que sí está bien para sacarse la presión de encima.

La única manera que tienes de asegurar completamente tus posibilidades de llegar a los finalistas de un concurso de guiones cinematográficos, es si inviertes un poco de dinero en un lector profesional.

Un profesional es el único que te va a responder con sinceridad.

Te va a dar datos y consejos de cómo mejorar tus puntos débiles.

Si este lector te cobra $20 por hacer este trabajo, considéralo una excelente inversión. Ya que si vas a gastar $50 dólares en una inscripción a un concurso de guiones de cine, es mejor que te asegures de al menos tener posibilidades.

Si vas a ciegas y solo con la opinión de tus familiares y amigos, estás apostando al billete de lotería con una posibilidad de ganar de 1 entre 6000.

Además este servicio puede ser más económico si solo pagas por el análisis de las primeras 10 páginas.

De cualquier manera, es un mundo de diferencia si tienes un punto de vista y ayuda de alguien que ha trabajado de lector cero, ya que esa es la persona a la que debes convencer para poder pasar al jurado verdadero.

Yo lo he hecho y créeme que ni te imaginas el tipo de cosas calificamos antes de pasar tu guion, de la pila de los rechazados a los que si serán considerados por el jurado.

Si una actriz o actor leen tu guion deben anhelar ser parte de la película basada en tu guion literario.

Toma en cuenta que muchos actores profesionales son también productores.

Muchos de ellos están buscando actuar en la película que los va a llevar a las estrellas.

Si uno de ellos juzga en el concurso al que has enviado tu guion, va a estar buscando cosas específicas, que solo alguien con el conocimiento del arte del drama puede saber.

Las actrices y actores se van a fijar en la relación de conflicto entre el protagonista y el antagonista.

Debes tener muy claro el rol de cada personaje desde el punto de vista dramático para atraer a un profesional de la actuación. Para estar seguro debes responder afirmativamente a estas preguntas:

  • ¿El protagonista tiene un objetivo claro y motivado?
  • ¿El antagonista se opone lo suficiente a que el protagonista alcance ese objetivo?

Analiza películas que hayan ganado Óscar a mejor actor.

Fíjate en el objetivo y motivación de los personajes que llevaron a esos actores a ganar ese premio.

Por ejemplo en la película The Revenant el personaje Hugh Glass, interpretado por Leonardo Dicaprio, tiene un objetivo cristalino: sobrevivir.

Su motivación es clara y poderosa: sobrevivir para vengarse del asesino de su hijo.

Otras preguntas que debes hacerte son estas:

  • ¿Son los personajes auténticos y únicos?
  • ¿Tienen un arco dramático satisfactorio?
  • ¿Los personajes se sienten realistas y creíbles?
  • ¿Sus emociones se sienten honestas, sinceras y ganadas?
  • ¿Son distintos entre sí? Sin necesidad de ser heroicos o agradables.
  • ¿Los personajes son interesantes, específicos y detallados? Piensa en Tarantino, que es el maestro de responder sí a esta última pregunta.

El concepto de tu guion literario debe ser sencillo, pero evocar complejidad.

El concepto de un guion es su idea principal.

Se conoce también con el nombre de premisa y por lo general se expresa en forma de una oración.

Un ejemplo es la premisa de la película Alien: «Alien es como tiburón, pero en el espacio».

Para asegurarte de que tu concepto es claro y evocador debes responder afirmativamente a estas preguntas:

  • ¿El concepto engancha al lector?
  • ¿Es fácil de describir y a la vez fácil de entender?
  • ¿La premisa suscita emoción, intriga y matices?

La Originalidad de tu historia puede vencer a la perfección técnica con ciertos jurados de un concurso de guiones cinematográficos.

La eterna pelea entre la parte artística y la parte comercial de una película puede ser un punto a tomar en cuenta cuando escribas tu guion.

En este caso dependes más de la suerte, pero es muy probable que un jurado esté divido en partes iguales entre personas que defienden el lado comercial y personas que defienden el lado artístico del cine.

Es por esta razón que muchas veces hay tres jurados. El tercero en discordia es el que debe mediar y tendrá la palabra final entre el ganador y los perdedores.

Si quieres mejorar tus posibilidades de ganar te recomendaría que juegues por el lado artístico y original.

Es muy difícil defender a capa y espada las posibilidades comerciales de un guion en un concurso.

Las posibilidades de lucrar con tu guion son un factor importante, pero no al mismo nivel en el que te juzgarían en el mercado de distribución.

Un concurso de guiones cinematográficos está hecho para descubrir nuevos talentos, por esta razón los jurados van a tener una ligera tendencia a favorecer al guionista creativo por encima del técnico y perfeccionista.

Esto no quiere decir que puedes hacer lo que te dé la gana con tu historia.

Cruzar la línea de la originalidad, mientras se mantiene la coherencia técnica es mucho más difícil de lograr.

Para mejorar en la originalidad de tu guion responde a estas preguntas:

  • ¿Hemos visto este tipo de película en el pasado? Aquí es mejor que respondas que no. Pero si respondes que sí deberías responder afirmativamente a la siguiente pregunta:
  • ¿Es una mirada distinta a la misma historia que se ha contado muchas veces? La película Joker es un buen ejemplo de esto. Se han hecho cientos de películas de superhéroes pero casi nunca películas desde el punto de vista del villano. Un giro simple pero efectivo.
  • ¿Los detalles de esta historia son inesperados?
  • ¿Los personajes de esta película son parecidos a otros que ya hayamos visto en otras?

Este punto es importante. Muchos guionistas usan estructuras para desarrollar sus historias. Y eso funciona muy bien a nivel comercial, por ejemplo con la estructura del camino del héroe.

Pero si quieres sorprender a un jurado es mejor si logras trabajar una historia que no tenga una estructura definida, o que la tenga, pero que haga un buen trabajo en ocultarla.

Para aumentar tus posibilidades en un concurso de guiones cinematográficos, piensa en los mercados internacionales:

La mayoría de concursos de guion literario de prestigio son organizados por productores de cine.

Y lo que un productor profesional busca en un guion es la posibilidad de llegar a la mayor audiencia posible, ya que eso significa mayor cantidad de mercado para la película.

No es un secreto, que el mayor mercado en el mundo del cine es China.

Las grandes productoras de Hollywood, como Disney, siempre piensan en ese mercado antes de pasar a etapa de producción.

Incluso suelen realizar un corte exclusivo de la película para ese mercado.

Si es que quieres ganar puntos con el jurado de un concurso de guiones cinematográficos, trata de internacionalizar la película.

Por ejemplo en la novela «Guerra mundial Z» los protagonistas se desenvuelven en distintas partes del mundo, pero sobre todo en China, donde el paciente cero es descubierto.

Si en tu guion hay escenas que suceden en ese país estarías automáticamente ampliando las posibilidades de mercado de tu guion.

Si eres de esos guionistas prefiere poner el arte por encima de la parte comercial, puedes hacer lo mismo con otro país.

Eso es lo que hizo Richard Linklater en su película «Before Sunrise». Los protagonistas se encuentran en un tren a Budapest y pasan la noche en Viena.

Hacer una película de este estilo te permitiría conseguir puntos automáticos por parte del jurado.

Verían en tu proyecto la posibilidad de conseguir fondos en la infinidad de subsidios culturales que hay en los países europeos.

Por supuesto no debes forzar esto en tu historia, lo primero es tener un guion impecable.

Pero este post es sobre qué aumentará tus posibilidades de ganar y esta es solo una de las opciones que tienes para seducir al jurado.

Conclusion

Nada te garantiza ganar un concurso de guiones cinematográficos, pero si puedes aumentar muchísimo tus posibilidades de ganar si sigues estos consejos.

Si quieres asegurarte de que tienes algo bueno entre tus manos tu mejor opción es contratar los servicios de un lector de guiones.

No te puedes equivocar con eso.

Los lectores cero no te deben nada y van a ser completamente transparentes. Su única función es ayudarte a mejorar tu guion.

Si tienes miedo de los derechos de autor y demás cuestiones legales puedes leer este artículo.

Pero te puedo decir que no debes temer, un lector profesional va a tomar todas las vías legales para asegurarse de que tus derechos como autor están protegidos.

Y si no ganas no te desanimes, aún tienes muchas más opciones de convertirte en guionista sin necesidad de ganar ningún concurso.

De hecho, se podría argumentar que ese no es el mejor camino.

La única apuesta segura es cuando tú controlas tu propio destino, no un jurado que ni siquiera conoces.


Suscribirse