Qué son las escaletas de guion para cine y por qué el 99% de guionistas no sabe como usarla

Una escaleta de guion es el resumen de escenas que componen una película. Pero también son las herramientas para armar y desarmar las partes del guion.

Las escaletas de cine son el elemento más básico de la creación cinematográfica.

A muchos guionistas novatos no les gusta usarla o no la usan correctamente porque no les gusta la idea de estructurar sus ideas en una forma rígida.

Pero esa no es la manera correcta de pensar en una escaleta de guion. La mejor manera de aprender a usar escaletas es si las usas al revés.

Es decir si empiezas usándolas para analizar y criticar los guiones de otros.

Esto te va a permitir adaptarte a la idea de que debes usar el mismo proceso para tus propios guiones.

Un buen guionista siempre debe tener estas dos caras:

  • El escritor libre e instintivo.
  • Y el editor, crítico e implacable.

LA INGENIERÍA EN REVERSA DE UNA ESCALETA DE GUION

A los niños les encanta desarmar juguetes, esto es una parte normal de su aprendizaje, están explorando el mundo y para eso usan su curiosidad.

Hace tiempo conocí a un chico como Quentin. A los once años […] yo le daba aparatos electrónicos descompuestos y él me devolvía una linterna hecha con un reproductor de ocho pistas.

David L. Robbins

Todos los niños desarman juguetes, pero muy pocos vuelven a armarlos. Los que lo hacen podrían llegar a ser buenos ingenieros, porque para hacerlo deben entender el mecanismo del juguete al punto de que lo puedan volver a armar.

Y aunque esto ya es impresionante, hay un porcentaje de niños que no solamente arman el juguete sino que cuando lo hacen, inventan uno nuevo.

David L. Robbins hace una analogía parecida para referirse a Quentin Tarantino en el prólogo del guion de Inglorius Basterds.

Según él, el secreto de Quentin es desarmar las películas y luego volverlas a armar a su manera.

La mejor forma de aprender a escribir una escaleta de guion es analizar guiones de escritores exitosos.

Para eso debes encontrar los elementos básicos de la estructura y reducirlos a acciones simples. O para seguir usando la anterior analogía, debes desarmar los guiones.

Cuando un guion está bien escrito sus elementos básicos se vuelven invisibles. Lo único que vemos es diálogo y acciones que generan conflictos. Esto es lo que mantiene nuestra atención en la película.

Puedes pensar en un mago: Todo lo que ves es el truco, pero nunca ves todos los detalles de su acto; cada movimiento de los dedos y los gestos que hace con su cuerpo para desviar nuestra atención de la parte técnica de su truco.

Pero si analizas ese truco de magia cuadro a cuadro o en cámara lenta, una y otra vez, vas a ir detectando en que momento el mago cambió las cartas.

Y cuando descubres los pasos que el mago usó para hacer su truco, es tu turno de realizarlo.

Pero que sepas como el mago hizo el truco no quiere decir que inmediatamente vas a poder realizarlo, vas a tener que practicarlo mucho antes de poder presentarlo ante un público.

Solo la práctica constante te va a convertir en un mago profesional.

Este es el proceso que se aplica en la escritura de guiones:

  1. Desarmar o analizar guiones de guionistas profesionales
  2. Practicar día y noche lo aprendido de esos análisis hasta dominar la técnica y escribir tu propio guion
  3. Algún día otro aprendiz de guionista va a intentar desarmar tus guiones para aprender a escribirlos.

Antes de que comiences a escribir 120 páginas de diálogo y descripciones, debes tener una idea clara de cómo se desarrollará la historia y cuáles serán los principales puntos de giro.

Las escaletas de guion de cine son las herramientas que te van a permitir aclarar las acciones, conflictos y puntos de giro.

Puedes usar una escaleta de guion para armar un acto o solo una escena.

Los actos, secuencias y escenas descritas en la escaleta deben ser reducidas a oraciones simples con un verbo fuerte que connote una acción clara.

(spoiler alert) Por ejemplo en la película Reservoir Dogs: El señor naranja mata a balazos al señor rubio.

Esa oración describe claramente la acción que sucede en esa escena.

Ahora trata de hacer lo mismo con la siguiente escena de esta película.

Escribe en una oración simple la acción principal.

Escena del señor naranja para explicar que son las escaletas de guion de cine

Hay muchos más detalles en estas escenas, pero no es necesario que en una escaleta describas todo.

Si específicas demasiado tus personajes se pueden volver rígidos. Debes escribir solo acciones generales para darle espacio a tu imaginación al momento de escribir.

Tarantino sabía que en esa escena el señor naranja iba a disparar al señor rubio, pero no sabía que antes de eso el señor Rubio iba a poner la canción Stuck in the middle with you en la radio, sacar un cuchillo y cortarle la oreja al policía. Eso se le fue ocurriendo mientras escribía la escena.

Lo mismo debes hacer al analizar los guiones. Debes practicar el arte de simplificar escenas complejas en oraciones simples.

Truffaut decía que el trabajo del cineasta es poder simplificar lo complejo.

Ten en cuenta que este proceso de armar y desarmar sucede a lo largo de la creación de una película.

Primero el guionista tiene oraciones simples que debe ir llenando de acciones y conflictos cada vez más detallados y finalmente poner diálogos.

Luego el productor debe desarmar ese guion para desglosar los elementos necesarios y obtener el presupuesto.

El director debe desarmar el guion en busca de las acciones básicas para poder comunicarse con los actores y el director de foto.

El director de una película también usa escaletas de guion para desarmar el contenido y así poder entender la historia

Una vez terminado el rodaje, el editor recibe partes desarmadas de la película y debe volverlas a armar en una sola unidad.

Esto es parte del proceso a lo largo de la creación cinematográfica. Por eso entre más claramente definas las acciones, más efectivo va a ser tu guion.

Una escaleta de guion sirve para que tu mismo entiendas tu historia.

Muchos guionistas novatos se pierden en los detalles, pero no son capaces de entender la idea general de su historia.

Creen que pueden meter dos o hasta cinco ideas distintas en un solo guion. Y eso no es genialidad, solo es falta de técnica.

Habiendo dicho eso recuerda que la escaleta de guion es solo una guía. Al momento de escribir debes dejar que tu imaginación decida lo que cada personaje hace.

Hay guionistas que realizan escaletas muy detalladas, como James Cameron.

Y otros que escriben un par de ideas en un papel y luego improvisan mientras escriben el guion de la página 1 a la 120, como Martín McDonagh.

Cualquier camino que elijas está bien y solo tú vas a saber por qué lo has tomado.

También ten en cuenta que hay veces en las que vas a recurrir a escaletas detalladas y otras en las que no vas a necesitarlas.

Sea como sea debes practicar su uso.

Nadie nace sabiendo como escribir. No te creas por encima de los demás. Todos tenemos que trabajar para lograr un buen guion.

Tú no eres la excepción y si alguna vez tienes la suerte de lograr un guion que parece venir de la inspiración divina, agradece y sigue trabajando, con el tiempo te vas a dar cuenta de que no todos los guiones son tan fáciles de escribir.


Suscribirse