Como usar una escaleta de guion de cine para organizar nuestro primer borrador y mejorar nuestra reescritura

Luego de escribir tu primer borrador vas a notar:

  • Lo terrible que es.
  • No seguiste la historia que estaba planteada en tu escaleta.
  • La historia está desordenada y no tienen sentido.

Y muchas cosas más que te van a deprimir.

Pero no debes juzgarte.

El primer borrador solo sirve para sacar las ideas. Y es usual que sea una pila de mi*rda.

Si lo hiciste bien va a ser un desastre.

Lo raro sería que esté bien escrito y la historia sea coherente.

Hay dos problemas que vas a tener que lidiar antes de pasar al segundo borrador del guion.

  • No recuerdas las acciones de los personajes en las primeras páginas
  • Las escenas del último acto no tienen conexión con las del primero.

Esto sucede porque es imposible que tengas memoria de todas las decisiones que tus personajes van tomando.

Creo que la función principal del primer borrador de un guion de cine es encontrar a los personajes. Y es normal que al inicio no sean tus personajes los que toman las decisiones de sus acciones sino tú.

Es el guionista quien al inicio quiere forzar sus ideas en los personajes.

Pero si haces un buen trabajo en el primer borrador de guion, te vas a dar cuenta de que poco a poco los personajes son libres de hacer lo que ellos quieren.

Por esta razón hay un quiebre entre el primer acto y el tercero.

Y es tu trabajo reescribir para encontrarla historia que los personajes quieren contar.

Pará esto necesitas organización.

Y para organizarte debes usar una escaleta.

Esta nueva escaleta sirve para volver a acomodar las ideas.

El proceso es parecido a cuando haces escaletas de análisis de películas.

Esta vez vas a analizar tu propia historia en busca de errores y aciertos.

Pero lo más importante es que vuelvas a leer cada párrafo que escribiste y hagas un resumen simple.

Estas oraciones debe ser claras y con un verbo fuerte.

Estas oraciones deben evocar acciones claras.

Poco a poco vas a ir encontrando un nuevo orden en tu historia.

Este «orden» no tiene que ser lineal. Lo que debe primar es el conflicto.

Lo más importante en esta etapa es rescatar las ideas que valgan la pena.

Este proceso debes realizarlo siempre. Es muy fácil perderse en lo que uno escribe, ya que hay tantos personajes, conflictos y líneas de tiempo que nuestra memoria no va a lograr acordarse de cada detalle.

Cuando hagas esta escaleta vas a poder ver claramente donde hay huecos narrativos o incongruencias en los personajes.

Puede ser que te das cuenta de que la escena que escribiste al final de tu primer borrador, cobra más sentido y tiene más conflicto si la colocas al inicio de la película.

Muchos guionistas trabajan de esta manera.

Por ejemplo «Belleza americana» de Sam Mendes, inicia con al muerte del personaje principal.

Esa sería la última escena de cualquier otra película, pero en Belleza americana es la primera.

O en la película reservoir dogs (Spoiler alert) :

La escena inmediata a la del señor naranja disparando al señor rubio es un flashback un año atrás, cuando el señor naranja está siendo entrenado para ser un policía encubierto.

Es en este momento que la audiencia se entera de quién es el verdadero agente doble.

Pero en la secuencia lineal la siguiente escena debería ser que Big Guy Eddie ingresa al almacén y trata de matar al señor naranja.

Tarantino decidió poner antes una escena que transcurre un año antes porque eso genera más conflicto.

El conflicto está en la información que ahora tenemos.

Como sabemos que el señor naranja es el verdadero policía encubierto todas las escenas restantes se vuelven mas intensas.

Como cuando el señor blanco esta dispuesto a dar la vida por probar que el señor naranja no es un policía.

La tensión está en que nosotros sabemos que sí es un policía, y que el señor Blanco está apostando su vida a un error.

Cuando uses tu escaleta de organización intenta encontrar qué elementos van a hacer que tu guion sea más intenso.

Tal vez haya escenas que ni siquiera deberían ir.

Cuando termines no vas a tener una historia terminada. Es muy probable que la cambies, pero por lo menos vas a tener un par de escenas muy intensas que van a ser la base de tu historia.

Este proceso vas a tener que repetirlo varias veces. No es algo que solo se hace una vez.

Incluso puedes hacerlo por cada escena individualmente. Es decir puedes desarmar una escena en partes y cambiar el orden de las acciones para mejorar los conflictos.

Un guion tiene varias capas de complejidad que van desde la oración básica o sinopsis hasta los detalles pequeños y los diálogos de los personajes.

Para que puedas mantener el control de todos esos detalles, debes siempre ir anotando, en una hoja aparte, cada acción importante.

Con esta escaleta de organización se te va a hacer más fácil ver la historia completa, mientras sigues alterando los detalles pequeños.

La idea sería que tienes tus 120 hojas de materia incomprensible, pero siempre a mano, una hoja aparte con cada acción importante, donde irás controlando la historia.

Escaleta de guion de la película Raging Bull
Escaleta de organización de guion de la película Raging Bull